Tara Verda
=> QUIROMASAJE
=> OSTEOPATÍA
=> NATUROPATIA
=> REIKI
=> SCIO-QUANTUM, TECNOLOGÍA AL SERVICIO DE LAS TERAPIAS NATURALES
=> Consultas online
JOAN BORRÁS UN TERAPEUTA DE NUESTRO TIEMPO
Mis videos en You Tube
Sección de imágenes
Contador de visitas
 

OSTEOPATÍA


La osteopatía es un sistema de diagnóstico y tratamiento que enfatiza la
integridad estructural y funcional del organismo. Defiende que el cuerpo
es una unidad que tiene la capacidad de autocurarse; para ayudarlo, el
osteópata utiliza técnicas manuales.
Se basa en ciertos principios y conceptos que debes conocer. Asimismo, como
todo sistema terapéutico, sigue un método organizado de atención al paciente
(interrogatorio, exploración, diagnóstico y aplicación de las técnicas osteopáticas),
independientemente del motivo por el que este consulte.
PRINCIPIOS DE LA OSTEOPATÍA
La visión del individuo como un todo, y no como un conjunto de órganos y sistemas separados, está en la base de la filosofía osteopática. Still resumió este y otros principios en cuatro preceptos.
Principios de la osteopatía
1. El cuerpo es una unidad.
2. La estructura gobierna la función.
3. El cuerpo posee mecanismos autorregulatorios y auto-curativos (principio de autocuración).
4. La regla de la arteria es absoluta.
Con el tiempo, estos principios se han reformulado, pero siguen siendo una referencia para comprender la osteopatía. Todo osteópata los conoce. 
EL CUERPO ES UNA UNIDAD
Todas las partes del cuerpo están integradas.
Desde un punto de vista anatómico, esto se consigue gracias a la fascia, una membrana continua muy extensa que une todo el cuerpo y sus sistemas. La fascia (que es, de hecho, el total del tejido conjuntivo del organismo) permite que todas las partes del cuerpo estén unidas y trabajen en armonía. Cualquier alteración repercute en todo el conjunto. De esta manera, el cambio en una parte conllevará un cambio en otra, con el fin de adaptarse y así mantener un sistema global integrado y que funcione.
El principio de globalidad se cumple también desde una perspectiva funcional; es decir, todas las partes del cuerpo funcionan de forma coordinada. Esto sucede gracias a los sistemas endocrino, inmunitario y, sobre todo, nervioso: el sistema nervioso somático controla el sistema musculoesquelético y el sistema nervioso autónomo regula el funcionamiento de las vísceras.
LA ESTRUCTURA GOBIERNA LA FUNCIÓN
La estructura se refiere a todos los tejidos que componen el cuerpo humano: huesos, músculos, vísceras, piel, etc. La función es la actividad de cada una de esas partes: función cardíaca, función respiratoria, etcétera.
La estructura y la función están íntimamente relacionadas y son interdependientes, de modo que, si una estructura se altera, la forma en la que esta funciona también se alterará. Por ejemplo, si se rompe el fémur, no podrá moverse la pierna; al no moverse la pierna, el cuerpo lo compensará con otras partes del cuerpo, lo cual puede derivar en una alteración funcional de la movilidad hepática. Esta alteración puede conllevar una irritación del nervio vago derecho, que, a su vez, en su recorrido irrita la articulación glenohumeral derecha y genera dolor en dicha articulación. Lo contrario también es cierto: cualquier cambio en la función modificará la estructura.
De esta manera, conociendo en detalle la anatomía y las relaciones de unas estructuras con otras, será posible predecir las consecuencias que tendrá la anomalía de una estructura, así como los efectos que tendrá en aquellas con las cuales se relaciona. Mediante la inspección y la palpación, el osteópata podrá determinar la alteración de la estructura y los consiguientes efectos en la función; tratando el problema estructural, ayudará al cuerpo en su tarea homeostática y mejorará el funcionamiento local y global del individuo.
PRINCIPIO DE LA AUTOCURACIÓN
El cuerpo tiene una tendencia innata hacia la homeostasis. Mediante complejos mecanismos (hormonales, nerviosos, etc.) se autorregula y controla su propio funcionamiento. Si se produce una alteración, se romperá el equilibrio y esto repercutirá negativamente en el organismo. Al suprimir esta alteración, el cuerpo será capaz de recuperar el equilibrio y mejorar su salud. El papel del osteópata es eliminar la alteración, de forma que el propio organismo pueda restablecer la función. Esto es así porque el cuerpo tiene la capacidad de repararse por sí mismo si sufre algún daño. El osteópata solo le ayuda.
LA LEY DE LA ARTERIA ES ABSOLUTA
El papel de la sangre (figura 2) y del resto de los fluidos corporales (linfa y líquido cefalorraquídeo) es primordial para mantener la salud, ya que intervienen en todos los procesos fisiológicos, incluida la inmunidad, la nutrición y la depuración. Cualquier alteración en la circulación y la irrigación de los tejidos tendrá, por tanto, consecuencias negativas.
Actualmente se reconoce también la importancia del sistema nervioso en la regulación de los líquidos corporales, tanto por un mecanismo directo como indirecto.
■■
Mecanismo directo. El sistema nervioso somático controla el sistema musculoesquelético y, por tanto, el tono muscular y la postura. El aumento del tono de un músculo puede comprimir los vasos contiguos e interrumpir, de una manera directa, el normal fluir de la sangre. Las alteraciones posturales pueden modificar la forma en que las vísceras se relacionan entre sí y, como consecuencia, afectar a su función global, incluida la irrigación.
Mecanismo indirecto. El sistema nervioso autónomo regula la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que cualquier cambio en él afectará a los fluidos corporales y a la salud general.
Como veremos más adelante, el sistema nervioso tiene un papel muy importante en la regulación de las funciones del cuerpo, más allá de la mencionada influencia sobre los fluidos.
 

  
 

 

Hoy habia 43470 visitantes¡Aqui en esta página!
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis